Crónica teatral: Feliz cumpleaños, Señor Ministro

Feliz cumpleaños, Señor Ministro

Feliz Cumpleaños, Sr. Ministro, es la obra de teatro que se ha representado durante los días 2, 3 y 4 de mayo en la Sala Carolina de Valencia

Una historia en la que un antiguo grupo de amigos se reúne después de veinte años para ponerse al día y sacar a la luz los trapos sucios que un día trataron de ocultar

Los visitantes a la entrada de la sala. / Fuente: Silvia Illescas

A las 20:10 ya eran varios los grupos de personas que esperaban en la fachada de la Sala Carolina para poder entrar y ver el espectáculo. Veinte minutos después, atravesaban las puertas que les conducirían a la sala en la que se representaría la obra.

Fuente: Silvia Illescas

Se apagan las luces y se abre el telón. Todo el mundo se cerciora de tener sus móviles apagados para que nada les interrumpa la función. Y allí está Daniel, el primer personaje al que conocemos. Un hombre de edad avanzada que lee el periódico en la que parece ser su casa. El escenario, sencillo pero representativo, y la manera de estar del personaje nos permiten deducirlo. Por el momento, no sabemos nada más de él.

De repente, irrumpe en el escenario Luis, el segundo personaje al que conocemos en la obra. Y recalcamos el conocemos porque él mismo se presenta ante el espectador. Todo parece quedarse en pausa para que sepamos quién es: un hombre más joven, constructor y funcionario,  una persona tierna y también cobarde. Una vez presentado, se reanuda la acción. Daniel recibe a Luis en su casa y empieza el diálogo y la interacción entre ambos. Los enfrentamientos son una constante entre ellos.

Después de Luis, llegan Carlos y Roberto (al que ahora conocemos como Rebeca). Carlos es doctor, era el chico inteligente y aventurero del grupo, y ahora ha termiando enganchado a las drogas. Su mujer le engaña con uno de los miembros del grupo: el señor ministro. Y Roberto ahora es Rebeca. Siempre quiso ser mujer, y al final lo consiguió. Ahora trabaja como prostitua de lujo.

Tres personajes que siguen un mismo patrón en la obra, llaman a la puerta para entrar en la reunión que se está celebrando, y antes de que prosiga la acción se presentan al espectador para ponerle en contexto. Observamos, que todos ellos mantienen una relación conflictiva con el dueño de la casa, el único personaje que no se ha presentado. Pero ya lo vamos conociendo… por los enfrentamientos y los comentarios de sus antiguos compañeros, parece ser alguien cínico, irónico y que se vale de las sátiras.

Por último entra en escena Raúl, también conocido como señor ministro. Él tampoco se presenta. Acude sin saber que en la casa se estaba celabrando la reunión. Después de que se inicien las tensiones entre los diferentes personajes, acaba el primer acto con un cadáver cayendo al abrirse la puerta.

Fuente: Silvia Illescas

Una breve pausa y volvemos a la historia. El segundo acto nos cuenta la relación entre Daniel y el personaje que acabamos de ver caer muerto: Tony. Un falsh-back nos explica la historia de dicho personaje y cómo ha llegado hasta ese punto. Tony es el amante de Raúl. Daniel está dolido, porque fue la pareja del ministro durante muchos años hasta que éste se cansó de él. Como venganza, urde un plan en el que Tony acaba muerto.

Y por último, es en el tercer acto en el que se ejecuta la venganza de Daniel. Raúl acaba suicidandose ante la angustia de ser descubierto como homosexual. Suplica a sus antiguos amigos, esos que le admiraban pero a los que ha hecho tanto daño y a los que ha traicionado. Sus lamentos, evidentemente,  no sirven de mucho. Se acabaron los 5 mosqueteros, dice uno de los personajes. Al final el grupo escoge a Barrabás (identificado con Daniel) en vez de a Jesús.

La obra, que cuenta con unas actuaciones brillantes, acaba tras los 90 miniutos de duración. Bajo la dirección de Rafael Mendizábal, la historia de venganza, corrupción y amor suscita los sinceros aplausos de un público entregado que tras acabarse la función saluda y felicita personalmente a cada uno de los actores.

Fuente: Silvia Illescas

Anuncios

1896. Año cero del cartel publicitario moderno

1896. Año cero del cartel publicitario moderno

Interior de la exposición. / Fuente: Centro Cultural Bancaja

1900. El origen del arte publicitario es el título que da nombre a la exposición que desde el pasado 13 de marzo y hasta el próximo 26 de agosto se encuentra abierta al público en el Centro Cultural Bancaja. Un centenar de carteles traídos desde Barcelona visten las paredes del edificio de la Plaza de Tetuán. Estas obras de arte son singulares por ser pioneras en su materia.

Mucha, Toulouse-Lautrec´s o Chêret son algunos de los 46 reconocidos artistas que componen la exposición. Estos representantes del denominado art nouveau renovaron el lenguaje publicitario de principios del siglo XX y lograron establecer una conexión entre el arte y la publicidad, plasmando en sus carteles el cambio que se estaba produciendo en la sociedad. En esta exposición comisariada por Francesc Quilez podemos comprobar como el cartel publicitario elevó su valor creativo, despertando la simpatía y admiración del público gracias a sus tintes caricaturescos e imágenes alusivas al nacimiento de nuevos fenómenos sociales, como por ejemplo el automóvil.

Interior de la exposición. / Fuente: Centro Cultural Bancaja

El cartel publicitario moderno tiene su origen en 1896, cuando vio la luz la Quinquina de Dubonnet. El llamado padre del cartel moderno, Chêret, es el autor de este anuncio donde el licor es el protagonista. Otros elementos presentes en esta obra son el chocolate, el café y los cosméticos. La estética japonesa también tiene cabida en el edificio de la Plaza Tetuán. Una pieza a destacar sería el Tournée du Chat Noir de 1896, de Théophile Alexandre Steinlen, con el que nos trasladamos a la bohemia parisina de Montmatre.  La mujer está presente en gran parte de los grafismos, y una prueba de ello es el cartel de Cigarrillos París de Alejandro Villa.  

No es la primera vez que esta colección de carteles publicitarios está expuesta al público, ya que en 2007 se exhibió en el Museu Nacional d’Art de Catalunya. En esta nueva edición los visitantes podrán contemplar cinco obras inéditas respecto a la edición anterior: Copa Cuesta Ordal, de Ramón Baixeras; Real Automóvil Club de Cataluña, de Ramón Casas; Antigua Casa Soteras y perfumería Ladivfer, Francisco de Cidón; y Antigua Casa Franch, de Alexandre de Riquer.

La fundación Bancaja potencia el lado social y didáctico de esta exposición a través de la realización de talleres dirigidos a personas mayores, discapacitados y niños, así como a toda la familia. Les recomendamos vivamente que visiten esta exposición, abierta al público todos los días de 9 a 21 horas. Un buen rato para disfrutar en familia y ver obras publicitarias que seguro no les defraudarán.

Cartel de la exposición. / Fuente: Centro Cultural Bancaja

La alternativa cultural envuelve Ruzafa

La alternativa cultural envuelve Ruzafa

En pleno corazón de la capital del Turia se encuentra uno de los barrios más encantadores de Valencia; Ruzafa. Aquí se mezcla el vanguardismo al más puro estilo del siglo XXI. A lo largo de sus calles, repletas de cafeterías, librerías y exposiciones de arte,  se respira un ambiente diferente, donde la creatividad se inhala por todas las esquinas.

Ferrán, uno de los encargados de la cafetería La Lolaca, comenta que suelen dejar su local para que los artistas exhiban sus exposiciones. Actualmente, hay una exposición de cuadros que el cliente puede comprar o simplemente observar mientras se toma un café.

Interior de “La Lolaca”. / Fuente: María Redondo

Cartel de “La Lolaca”. / Fuente: María Redondo

Los bares ofrecen algo más, algo diferente que no se encuentra en otro sitio de la ciudad. En Slaughterhouse  hacen fiestas temáticas todos los meses. Además se puede tomar algo rodeado de libros. En este local reina una libertad inédita, un concepto diferente de ir a un bar se da en Slaughterhouse, se puede leer, hacer manualidades o simplemente escuchar buena música sin ser molestado. Uno de los socios,  Jaime Ortega,  afirma que hacen coloquios sobre temas diversos como de narrativa o ciencia ficción.

Para los amantes de la música en directo, la cafetería Cosecha Roja ofrece conciertos de música rock o blues una vez a la semana. También vienen autores de libros a firmar ejemplares y se hacen coloquio,  sobre una temática en concreto: la novela negra. Su dueño, Miguel Fuentes dice: “Intentamos hacer algo diferente que guste a nuestro público”.

Exterior de “La cosecha roja”. / Fuente: María Redondo

No es de extrañar que se haya convertido en el nuevo barrio de moda. Pero no solo hay música, libros y exposiciones  en Ruzafa, también espectáculos de flamenco.  En Café Mercedes realizan actuaciones de baile en directo.

Esta zona es una alternativa a la oferta cultural que se ofrece e la mayoría de los barrios de la ciudad. Una opción que abarca literatura, música y espectáculos menos comerciales pero que cada vez ganan mayores adeptos.

Café Mercedes

Piter Pardo o el showman multiusos

Piter Pardo o el showman multiusos

Si tengo que  ser sincero durante toda mi vida siempre he acudido a espectáculos arrastrado por la figura o carisma del protagonista, equivocándome así quizá, en darle alguna oportunidad a los artistas desconocidos (o semi), esos en los que en muchos casos reside el verdadero arte. Pero el otro día acudí al Urban Café en Valencia, al espectáculo de un tal Mago Piter, al que un amigo mío ya conocía. Y he de reconocer que la experiencia fue bastante gratificante. Piter, como se hace llamar, ya desde el principio demostró que dominaba una de las principales características que alguien que se sube al escenario debe tener, la capacidad de conectar con el público y de interactuar con él. Aunque, también es verdad, que su gracioso acento marcado le ayudaba bastante a ello.

Desde el minuto uno consiguió esa simbiosis, que es lo que te puede llegar a salvar el número, también subió a gente asistente para que le ayudará en alguno de sus trucos, mientras intercambiaba palabras graciosas y llenas de ironía con ellas, algo que siempre gusta ver siempre y cuando no eres tú mismo el protagonista.

Se hace llamar Mago Piter porque magia quizá sea lo que más haga, pero no todo se queda ahí, ya que junto al hecho de hacer aparecer y desaparecer algún que otro objeto o carta, va dejando en el camino imitaciones, números de ventriloquia y chistes. Algunos de ellos conocidísimos pero que tienen la virtud del que lo cuenta. Sin llegar a un grandísimo nivel sí consiguió aprobar en todos los apartados, dejando al público entre asombrado y desternillado.

Es de agradecer que en un mismo acto y en tan solo algo más de una hora se aúnen tantos aspectos sin dejar lugar al aburrimiento. Se trata por lo tanto de un artista bastante completo y recomendable.


Por Juan Carlos Romero (@jcarlosrom)

Vanessa Cano: “Me encantaría trabajar con Clint Eastwood, Woddy Allen o Amenábar”

Vanessa Cano: “Me encantaría trabajar con Clint Eastwood, Woody Allen o Amenábar”

Vanessa Cano se subió a las tablas del teatro hace quince años. Desde entonces, lo  ha compaginado con el cine, la televisión y la publicidad. Es uno de esos rostros que resultan muy familiares en la Comunidad Valenciana gracias a series como “Bon día, bonica”, “Socarrats” o “AutoIndefinits”. A nivel nacional, ha trabajado en el remake de “Cheers” y en “Vaya Tropa”, junto a Arturo Valls.

P. Empezaste a estudiar la diplomatura en Trabajo Social pero acabaste decantándote por el Arte Dramático, ¿Por qué?

R. Simplemente porque era lo que más deseaba. Estudié las dos carreras a la vez por aquello de tener una seguridad y, aunque el Trabajo Social es un mundo que siempre me ha interesado mucho, hubo un momento en el que me dí cuenta de que lo que me apasionaba de verdad era actuar. Decidí dedicarme plenamente a formarme como actriz y creo que es la mejor decisión que podía tomar.

P. Has trabajado en televisión, publicidad, cine y teatro, ¿Dónde te sientes más cómoda?

R. Ufff, no sabría qué decirte. Aunque son medios muy diferentes, para mí la base es la misma; la interpretación. El teatro es apasionante porque, después de mucho trabajo y ensayos, llega el día del estreno y ahí estás tú, delante del público que ve el resultado. Es el aquí y ahora. Sabes que aunque mañana tengas otra función, nunca es lo mismo. Cada día y cada momento son únicos. Siempre es la primera y la última vez. Hay que vivirlo para saber que se siente.

P. Han pasado quince años desde que te subiste por primera vez a las tablas para interpretar “Yerma” de Federico García Lorca, ¿Cómo recuerdas tu primera función?

R.  15?? Ya??.. .La recuerdo con mucho cariño. Los nervios que se te apoderan, La ilusión, La sensación del abismo en el estómago y, sobre todo, la emoción de encontrar algo que te hace tan feliz, de sentirme como pez en el agua.

 P. En tu etapa de formación, has tenido la suerte de tener como profesores a reconocidos directores valencianos como Paco Plaza o Rafa Montesinos, ¿Qué aprendiste de ellos?

 R. Los dos tienen un dominio grandísimo con la cámara. Tanto en la tele como en el cine trabajas para un puntito rojo, que es la luz del objetivo .Es muy complicado tener en cuenta todos los factores que envuelven a un actor en un rodaje .Con ellos descubres que la cámara no es tu enemiga, ni mucho menos, solo tienes que aprender a jugar con ella.  Cuando un actor se encuentra con un director con tanta técnica, tantas ganas y tanto talento no puede hacer otra cosa que absorber todo como una esponja y dejarse llevar.

P. Hablando de directores… ¿Con cuál te gustaría trabajar?

Te diría tantos!!! Amenábar y Woody Allen son muy grandes!. Clint Eastwood consigue que te enamores de todos y cada uno de sus personajes. Hace que no veas al actor. Al menos me olvido de que se llamen Meryl Streep o Hilary Swank o de que tengan un oscar o no, simplemente ves a personas sufriendo, riendo, enamorándose… Para llegar a esa “sencillez” hay detrás un trabajo muy grande y minucioso!.Tiene que ser una gozada trabajar con él.

 P. En 2010 te nominaron a mejor actriz en los XIX Premis de les Arts Escèniques de la Generalitat  por “La ràbia que em fas”, ¿Qué sentiste cuando te lo comunicaron?

 R.  Pues la verdad es que me sorprendió y me alegró mucho. Hacía mucho tiempo que habíamos hecho la última función y no me lo esperaba. Siempre es una sensación muy bonita que valoren y reconozcan tu trabajo pero,  para mí, el mayor reconocimiento y lo que más me alegra es que la gente vaya al teatro, que compre una entrada y se siente a que le cuentes una historia. Y más aún si después se van con ganas de volver. Eso es lo mejor.

P. Uno de tus últimos trabajos en televisión a nivel nacional fue en la serie Cheers, la adaptación que Telecinco hizo de la mítica serie de los 80, ¿Cuáles crees que son las razones de que esta adaptación no calara en la audiencia española?

 R. En Cheers me lo pasé genial. Tuve la suerte de trabajar con gente muy buena, tanto delante como detrás de la cámara. Siempre es una pena que una serie no funcione porque hay muchas personas y mucho esfuerzo detrás de cada proyecto .Creo  que no hay una formula mágica para convencer a la audiencia, son muchos los factores que influyen. Hoy en día,  hay muchísimas cadenas, con lo cual la oferta para el público es enorme. Eso hace que se tenga que hilar muy fino a la hora de crear un producto, pero nunca nadie sabe al cien por cien si gustará o no. Siempre he pensado que hacer un remake, ya sea de una película o de una serie ,es complicado. La gente guarda unos recuerdos de los productos originales y estar a la altura de las expectativas es una tarea muy difícil, sobre todo con una serie que en su momento tuvo tantísimo éxito como Cheers. Quizás sea eso lo que falló o simplemente no era lo que el público quería. El mundo de las audiencias…

P. ¿Qué papel de la historia del cine o la televisión te hubiera gustado interpretar?

 R. Muchos!!. Por ejemplo, el de  Gilda. Es una mujer tan aparentemente fuerte, pero tan rota… Al mismo tiempo la entiendes y la odias. Ese tipo de personajes nos atraen mucho a los actores. Hay muchísimos personajes de la historia del cine que me atraen, pero qué maravilla verlos interpretados por esas actrices!!!. Lo bonito es que un personaje puede ser muy diferente dependiendo de quien lo interprete.

 P. ¿Qué consejo le darías a aquellos jóvenes que sueñan con ser actores y actrices?

R. Que se preparen y se formen bien .En estos momentos tan difíciles que estamos viviendo esta profesión está muy ‘tocada’. Casi no hay producciones y, cuando las hay, es muy difícil acceder a ellas y aunque tengas la suerte de acceder, nadie te dice que vaya a durar. A pesar de ello, sigo pensando que si algo te apasiona tienes que luchar por ello sabiendo lo que hay y con los pies en el suelo. Muchos relacionan ser actor con el glamour y esas cosas. Todo eso parece muy bonito, pero también hay muchísimo trabajo, muchas horas y muchísimo esfuerzo para conseguir un papel o un trabajo bien hecho.

P. Parece que el camino del éxito pasa necesariamente por Madrid y Barcelona, ¿Consideras que el apoyo que se da desde la Comunidad Valenciana al sector audiovisual es suficiente?

 R.  Desgraciadamente, no. Me duele mucho decir esto, pero creo que no se valora ni se explota el potencial que tenemos aquí .Y no me refiero al público, sino a las administraciones, que son las que deberían apoyar la promoción de la cultura valenciana. Sí es verdad que hubo una época en que el audiovisual parecía renacer en Valencia, pero no se cuidó, y si a una planta cuando nace no la riegas y la cuidas, acaba secándose…

P. ¿Tienes algún proyecto a corto plazo que nos puedas contar?

 R. Ojalá pudiera decirte que tengo muchos, .pero en los tiempos que vivimos los proyectos escasean bastante, como he dicho antes. Ahora mismo estoy con un espectáculo infantil y con Todas Muertas,  un espectáculo divertidísimo con el que llevo dos años y con el que iremos a Barcelona en Diciembre. Mientras, seguiremos peleando para intentar que esta profesión tan bonita vuelva a renacer.

Alzira está de moda

Alzira está de moda

Es la primera vez que se celebra en Alzira una pasarela de moda. El pasado viernes día 4 de mayo se realizó una apuesta arriesgada en los tiempos que corren, pero sin duda ha sido todo un éxito. El lugar que acogió el evento fue la Plaza Mayor de Alzira. Una zona emblemática pero no bien elegida ya que se quedó pequeña para el gran número de asistentes.

En el desfile participaron 15 modelos, muchos de ellos no profesionales aunque realizaron el pase como expertos en la materia. Los comercios que participaron fueron: Gio Bari y Metro que dejaron la ropa, Gallach se encargó del calzado, Bellido de las joyas y por último la peluquería de David Pérez. Durante el desfile la presentadora Virginia Delgado, que comentaba los estilismos de los modelos, supo dirigir el evento en todo momento.

Fuente: María Redondo

Así pues, esta primera pasarela urbana celebrada en Alzira ha superado todas las previsiones.  Más de dos centenares de amantes de la moda mezclados con curiosos asistieron al acto. Tal ha sido el éxito que se está preparando la segunda pasarela de moda el próximo mes de junio. Esta vez quieren hacerlo en la Avenida Santos Patronos donde habría una mayor visibilidad para los espectadores.

Sin duda todo esto ha sido posible gracias a Mai Hidalgo, una joven empresaria que ha coordinado y organizado el evento. Mai es la encargada de las tiendas de ropa Metro y Gio Bari. Además presentó por primera vez su propia colección de ropa My swing.

Esta es una buena iniciativa para fomentar el comercio local y dar a conocer el propio producto. Mai Hidalgo comentó que servirá para fomentar el crecimiento de los comercios locales ya que en Alzira “tenemos de todo, gente muy profesional y formada con ganas de poner de moda nuestra ciudad”.

Fuente: María Redondo

Por María Redondo

Quique Macías: “En mis monólogos hablo de lo que me ocurre y de lo que opino”

Quique Macías: “En mis monólogos hablo de lo que me ocurre y de lo que opino”

Quique Macías / Fuente: http://www.quiquemacias.com

Quique Macías  se dedica profesionalmente al mundo de la comedia desde hace 10 años. Desde entonces, ha colaborado en numerosos programas de radio y televisión. Se licenció en Psicología pero siempre tuvo clara cuál era su vocación, subirse a los escenarios para hacer reír al público. Forma parte de ese selecto grupo de cómicos del canal de televisión Paramount Comedy. Actualmente, compagina sus actuaciones con la dirección de la Escuela Superior de Comedia, fundada por él mismo y por el también cómico, Miguel Lago. Hablamos con él tras su actuación en Valencia del pasado sábado para conocer, de primera mano, los entresijos del mundo de la comedia y la faceta más desconocida del cómico vallisoletano.

Momento de una de las actuaciones de la gira “10 cómicos 10” de Paramount Comedy / Fuente: http://www.quiquemacias.com

P. Estudiaste Psicología pero terminaste haciendo comedia ¿Cuándo y cómo decidiste dar ese cambio a tu carrera profesional?

R. Soy bastante curioso  y, por eso, creo que me encanta la psicología. De hecho, todavía leo bastante al respecto aunque, siempre supe que no era mi vocación ni, sobre todo,  lo que mejor se me daba en  la vida. Siempre tuve claro que quería escribir. La comedia llegó cuando hubo que defender esos textos que generaba encima de un escenario y lo más cómodo era hacerlo yo mismo. La ley del mínimo esfuerzo ha sido mi máxima. Pese a dedicarle muchísimas horas tengo muy pocas veces la sensación de estar trabajando…

P. ¿Cómo fue tu primera vez encima de un escenario?

R. La primera vez fue en mi colegio con trece años representando La Flauta Mágica, yo hacía de Sarastro que, como todo el mundo sabe, es el que parte el bacalao.

P. El público valenciano es…

R. Uno de los mejores junto con el del País Vasco y el de Castilla y León.

P. ¿Dónde encuentras la inspiración para escribir tus monólogos?

Como cómico hay un momento en tu carrera en la que tienes que tomar una decisión: o haces humor de laboratorio o hablas de tus experiencias. En mi caso únicamente hablo de lo que me ocurre y, por supuesto, de lo que opino.

P. En 2007 fundas, junto con Miguel Lago, la Escuela de Comedia, ¿Cómo surge este proyecto?

R. Miguel y yo estuvimos mucho tiempo leyendo libros americanos sobre técnica de comedia que nos permitieron mejorar mucho en el escenario. Hubo un momento en que todo ese conocimiento y nuestra experiencia profesional cristalizó en un proyecto empresarial que es la EOC (Escuela Superior de Comedia). La filosofía del proyecto fue dar la formación que a nosotros nos hubiera gustado recibir cuando empezamos en este oficio.

Ahora, por cierto, soy el director y tengo pensado dejarme una perilla finita de esas que dan tanta grima.

P. ¿Qué consejo le darías a todos aquellos que quieren hacer del humor su forma de vida?

R. Que tengan en cuenta que es en un mercado muy competitivo. Hay que formarse, dedicarle mucho tiempo de manera constante y ser un apasionado.

P. Con el chaparrón de malas noticias que está cayendo, ¿Sentís los cómicos una mayor responsabilidad por hacer reír a la gente?

R. Yo, desde luego, no. Lo mío es más sencillo: la gente viene a verme y cuento lo que pienso y lo que siento de una manera en la que se rían. Hablo con verdad de lo que ocurre y eso el público lo agradece.

P. ¿Son buenos tiempos para la comedia?

R. El trabajo nos ha descendido, como a todos los españoles. Atrás han quedado las temporadas que hacíamos doscientas cincuenta actuaciones al año. Ahora vivo menos en la carretera y eso me permite hacer otras cosas. No me quejo.

P. Aparte de cómico eres escritor. En junio sale tu nuevo libro de poesía “La nostalgia del guepardo”. Háblanos sobre esta faceta tuya más desconocida…

R. Siempre he escrito poesía, nunca relato o prosa. Luego llegó el Stand up que es muy parecido porque trabajas por líneas, que es lo más parecido a trabajar con versos.

Suelo tener durante meses un poema en la cabeza que realmente me obsesiona, lo acabo y surge otro. Un coñazo, vamos. De ahí salen mis libros.

P. En uno de tus monólogos hablas del antirromanticismo pero, en cambio, eres todo un poeta, ¿Cómo es el verdadero Quique?

R. No creo que sea el típico “afectado” que escribe poesía ni el típico graciosillo que hace comedia. Ahora mismo me parece interesante lo que se cuece en torno al amor y el anti amor: la lealtad, la pasión, la seducción, el cariño… pero también los juegos de poder, las mezquindades, la infidelidad, las inseguridades, los complejos, etc.

P. ¿Cuáles son tus proyectos más inmediatos?

R. Antes de verano debería tener grabado la segunda parte de mi monólogo  “Antirromanticismo” para Paramount Comedy y casi acabado un manual sobre Comedia. Lo demás, no se puede decir…

Por Marta Martínez (@MartaMtnez)